martes, 23 de julio de 2024
És notícia

Félix Larrosa: “Debo ser el único que ve compatible Torre Salses y al mismo tiempo impulsar el Centro Histórico y el Eje Comercial”

Foto del avatar
L’alcalde de Lleida, Fèlix Larrosa

Fèlix Larrosa i Piqué (Lleida, 25 de septiembre de 1964) fue investido alcalde de Lleida hace casi diez meses, el pasado 17 de junio de 2023, tras unas elecciones municipales que ganó con nueve concejales de su grupo político, el Partido de los Socialistas de Cataluña-Unidos para Avanzar.

Larrosa nos recibe en el despacho de la Paeria de Lleida, la casa del párroco jefe y en un edificio histórico que no deja indeferente a nadie. Conocemos al alcalde más personal, padre de tres hijas, y que nos habla de los temas más actuales en la ciudad de Lleida.

Admite que la no aprobación de los presupuestos y la consiguiente convocatoria de elecciones perjudica claramente sus políticas en relación al clima de las escuelas municipales y al plan de inclusión, donde anuncia que de aquí a un mes y medio se licitará un nuevo centro de atención a temporeros. El alcalde habla sobre el último pleno del Ayuntamiento que supuso un antes y un después en el modelo comercial de la ciudad, donde ve compatible un centro comercial en Torre Salses, y dar impulso al Centro Histórico y el Eje Comercial de la calle Mayor.

Finalmente, explica que ha reclamado a la Generalitat de Cataluña el informe que falta para sacar adelante el plan de la estación, y que a pesar de la relación fluida con el gobierno “lo que me preocupa es que la agenda Lleida no avance cómo tiene que avanzar porque no encuentran los papeles”. También admite que hay sensación de inseguridad en Lleida, pero que han bajado los hechos delictivos. Sobre la aparición de los grupos de extrema derecha, Larrosa dice que le preocupa porque hacen un discurso muy populista, y que también le repugna la xenofobia y las actitudes o comportamientos machistas.

El pleno municipal del pasado 17 de junio de 2023 eligió a Fèlix Larrosa como nuevo alcalde de Lleida

¿Cómo se compagina el hecho de ser padre de tres hijas con ser alcalde de Lleida?

Es difícil, tengo que ser sincero. Ahora tengo una especial suerte porque las tengo fuera. La dependencia no creo que la hayan tenido nunca, del alcalde y del padre, y no la tienen ahora. La tecnología ayuda a superar los límites y las barreras. Mi hija mayor ahora mismo está en Jordania por trabajo, me ha enviado un ‘whatsapp’ que está bien. La segunda hija está en Madrid haciendo maletas que marcha a vivir a Ámsterdam. Y la tercera está en casa ahora, pero hace el Erasmus en Milán. Desde pequeñas se han acostumbrado a que la dinámica en casa haya sido de una intensidad personal muy alta.

De hecho, el día que decidí presentarme a las últimas elecciones pedí consejo. Yo senté a todas las mujeres en la cocina de casa y pedí su opinión y que me dijeran si estarían conmigo, porque era importante para mí. Y ellas me dijeron dos cosas: La primera, que ellas sabían que optar a la alcaldía y ganarla era algo que me haría feliz y ellas estarían bien, y también que no mirara atrás, porque ellas estaban muy reconfortadas por todo lo que había hecho por ellas durante toda su vida, y eso te da muchas fuerzas.

¿En qué crees que ha cambiado la Paeria desde que fue papá en cabeza en los años 2018 y 2019 a la que te has encontrado ahora?

La verdad que encuentro una institución más enrocada. Cuesta mucho sacar adelante proyectos, entiendo que han cambiado mucho las cosas especialmente por la pandemia. Y eso de alguna forma ha hecho cambiar a las administraciones. Es cierto que llevo muchos años en la casa y precisamente por eso me he dado cuenta de que antes era más fácil engrasar proyectos y sacarlos adelante, y ahora me he encontrado que se debe cubrir una serie de carencias desde el punto de vista del funcionamiento interno que antes no estaban.

Me he retrasado y me tengo que disculpar, porque precisamente estábamos analizando todos aquellos elementos y proyectos que son claves políticamente hablando y no están arrancando por algunos casos por temas de coordinación, temas de técnicos a disposición o recursos a poner en marcha para que los proyectos sean una realidad.

¿De qué manera puede afectar a la no aprobación de presupuestos de la Generalitat y la convocatoria de elecciones en el Ayuntamiento de Lleida?

De no tener presupuestos salimos penalizados clarísimamente. El plan de mejora del clima de las escuelas es un tema que no podemos asumir mientras no haya presupuestos. Esto quiere decir avanzar en temas de clima en las escuelas municipales, este es un claro ejemplo. Pero también es difícil poder avanzar en el plan de inclusión. Nosotros teníamos un proyecto que está en fase de revisión del nuevo convenio para el nuevo modelo de inclusión que defendemos, y ahora está sobre la mesa. Nosotros haremos llegar la propuesta de convenio, pero la decisión no se tomará hasta de aquí a unos meses, y estos meses los perderemos. En ambos casos de políticas progresistas, la educación y la inclusión social, es una lastima, pero es una realidad que se nos ha impuesto.

¿Y qué esperas de estas elecciones?

Yo siempre digo de los tuyos haya a donde vayas. Con eso te lo digo todo. El Salvador Illa representa una proyección de futuro, otra forma de gobernar con mayor capacidad y habilidades para la gestión pública, y ha salido con un discurso muy interesante que habla de la protección de los servicios públicos. Pues es un buen arranque, tocar de pies en el suelo y preocuparse de las cosas. Qué es lo que preocupa a la gente, las cosas del día a día, las cosas que afectan a su cotidianidad son importantes.

Vas a prometer cerrar el proyecto del albergue en Pardinyes antes de ser alcalde y lo vas a cumplir después de muchas quejas del vecindario. ¿Qué plan tiene el ayuntamiento para la campaña de la fruta que llega ahora en verano para acoger a personas sin techo? He hablado, por ejemplo, de la antigua escuela de Balàfia.

Haremos lo mismo que siempre. La campaña de la fruta tiene varios dispositivos, tenemos pisos a disposición de los temporeros que tienen contrato, son pisos de alquiler. Nosotros aportamos habitaciones, pisos para alojar a personas que tienen el contrato y que vienen a trabajar. Y también tenemos el modelo de las personas que nosotros decimos transeúntes, que son aquellos que no pueden trabajar y que durante un tiempo tienen la prestación de servicios, que eso lo haremos en el recinto ferial. Nosotros planteamos mantener este año, tal y como estaba previsto, el dispositivo de cada año.

A partir de aquí, tenemos un gran proyecto en marcha que es el nuevo modelo de inclusión, uno de los equipamientos básicos como el hub cívico de Balàfia, pero también lo es el entorno de las Josefinas, los centros de atención a temporeros, etc. En breve, en cuestión de un mes o mes y medio, se licitará un nuevo centro de atención a temporeros. Pues ya es un avance, un espacio pensado para personas que tienen contratos de trabajo. Eso y los alojamientos y también los alojamientos que tenemos a disposición y también el impulso a las normas urbanistas que deben permitir que las diferentes explotaciones agrarias del territorio de Lleida tengan otros espacios para pernoctar de las personas que vienen a trabajar, con estos 3 elementos tenemos más que suficiente para atender a las personas temporeras.

Entramos ya un poco más en materia de políticas del ayuntamiento y vamos directos al último pleno en la Paeria, que supuso un antes y un después con el tema de Torre Salses, el Plan de la Estación y la consiguiente suspensión de los presupuestos de 2024 en el Ayuntamiento por parte del grupo de Junts. ¿Cree posible una Lleida con un macroproyecto en las afueras y al mismo tiempo dar impulso al comercio local?

Debo ser el único que lo ve compatible, pero estoy seguro de que el tiempo nos dará la razón. Porque primero estamos hablando de un complejo que no está en las afueras de Lleida, está entre el 100% y 2000. Cada uno que alguien dice en las afueras de Lleida, los vecinos y vecinas de Soliguens y Soliera se sienten despreciados, porque al final estamos hablando de unos terrenos que están aquí. Desde la estación de ferrocarriles hasta arriba estarás 3-4 minutos en autobús. No estamos hablando de hacer un centro comercial en Torrefarrera o en Els Alamús, hablamos de hacer un parque de medianos y grandes superficies de ocio en el viejo medio de la margen izquierda.

Por lo tanto, esto por un lado, y por otro lado, este modelo permite la captación de inversiones que ahora no las tenemos, y eso es lo que intento explicar y perseveraré en la explicación. Hay equipamientos comerciales de determinados formatos que hoy no los tenemos en Lleida porque no somos capaces de ofrecer los terrenos para poder facilitar su implantación.

A mí, cualquier empresa que busque metros cuadrados para implantarse los encuentra. Pero también es verdad que hay espacios comerciales que quieren ir de forma conjunta, quieren estar uno al lado del otro. Y eso ya está pasando aquí en la partida de Aubarés y Copa de Oro donde los artefactos comerciales que se están implantando quieren estar uno al lado del otro y en cierto modo nos está dando la razón.

Pero a mí lo que me preocupa es el Centro Histórico y el Eje Comercial calle Mayor. Y es aquí donde tenemos que hacer esfuerzos precisamente en que haya capacidad de musculatura, que los empresarios y empresarias de la calle Mayor tengan una estrategia conjunta, de trabajar en clave de especialización, en clave de dinamización, de diversificación de la oferta, etc. Por eso los esfuerzos están pensando más en la calle Mayor que en otros espacios comerciales de la ciudad.

¿A quién le ha preocupado hasta ahora el solar de la calle Sant Antoni donde estaba el antiguo convento de los mercedarios y que está vacío desde hace años y cerraduras? A mí. ¿A quién le preocupa la situación del Teatro Principal que hace años que está cerrado? A mí. ¿A quién le preocupa las termas romanas de Remolins? ¿Quién ha presentado un proyecto para ver si hay financiación europea para aprovechar los términos para usos de carácter de ocio, culturales? A mí. ¿A quién le preocupa la situación del Teatro Granados? A mí. Por eso estoy dedicando mis esfuerzos para que estos espacios permitan ganar musculatura en la calle Mayor. ¿A quién le preocupa la situación global del Centro Histórico, quien presenta la propuesta del plan especial para el centro histórico? Yo.

A mí me encontraréis aquí, el resto forma parte de las dinámicas e inercias de las grandes ciudades. Y el modelo comercial que yo veo, es imposible que en la calle Mayor pueda ubicar un supermercado de 5.000 metros cuadrados. No puedo poner ni multicines, no puedo poner equipamientos alrededor del mobiliario y otros equipamientos comerciales que requieren 2.000/3.000 metros cuadrados, no se pueden poner. Y mi pregunta es, ¿dónde los pondremos? ¿O debemos decir que no? Un alcalde lo que tiene que hacer es defender que se hagan las inversiones, generar empleo y riqueza, y que la ciudad gane atractivo comercial.

¿Está contento con la atención y la relación que tiene con el Gobierno de la Generalitat? Lo digo por el tema Pla de l’Estació, que vas a comentar que la Generalitat hace ahora un año que tiene un informe para sacar adelante este proyecto.

He de hacer un matiz: El plan de la estación no se aprueba porque falta un documento. Y este documento lo tiene que hacer el gobierno de España. Y cuando yo voy al gobierno de España, me dice que hace un año que lo envió a la Generalitat de Cataluña. La Generalitat no la envía a nosotros. Este documento de finales de abril del año 2023, hemos estado un año reclamando un documento al gobierno de España que resulta que lo había enviado a Barcelona. A mí lo que me preocupa es que una administración pierda los papeles.

Porque en cuestión de un mes ya lo he sentido dos veces eso. La primera vez, lo oí cuando la portavoz de Esquerra Republicana me dice que en la Generalitat nadie encuentra los papeles que yo digo que he presentado, que es la cesión de solares para hacer vivienda de promoción pública. Eso dice la señora Freixanet, los documentos los voy a dar al presidente de la Generalitat.

Ahora he enviado una carta a la consejera a ver si los ha encontrado ya. ¿Usted ha encontrado los documentos en los que yo ofrezco solares en Lleida para hacer 400 viviendas, por ejemplo, pensando en la emancipación juvenil? Ahora he preguntado. También he pedido que me hagan llegar este informe que hace un año que tienen y no me han hecho llegar. Todo eso lo reclamo porque es mi trabajo como alcalde. A mí lo que me preocupa, no es la relación que siempre tenemos fluida gobierne quien gobierne en la Generalitat. Lo que me preocupa es que la agenda Lleida no avance cómo debe avanzar porque no encuentran los papeles.

Siempre ha hablado de la ciudad saludable, justa, arreglada, limpia y segura. Y también ha hablado de imponer las sanciones correspondientes a los incívicos o a los hechos delictivos. Recuerdo la visita hace poco a la zona del Matadero, donde se detuvo a aquel hombre con más de 65 antecedentes por varios robos. ¿Cómo se puede trabajar en esto cuando la policía hace su trabajo, pero al cabo de dos días lo que ha cometido el delito ya está fuera? ¿Existe esa sensación de impunidad en la ciudad de Lleida?

Yo creo que sí, la gente tiene la sensación de impunidad porque se habla a menudo de que la gente que comete estos hechos delictivos lo hacen varias veces y no hay manera de poner orden. Otra cosa es la estadística y los hechos delictivos. Lleida ha bajado un 9,4 los hechos delictivos, en cambio, la sensación de inseguridad se incrementa y es un tema que se debe gestionar. Estamos poniendo más seguridad, esta mañana hemos tenido una reunión para hablar del despliegue de las nuevas cámaras de seguridad e inversiones que se tendrán que hacer tanto en la ciudad como en los equipamientos deportivos, en el cementerio, etc. En una ciudad sensata no habría que hacer todo eso, pero debemos hacerlo y en esta línea avanzaremos. Nuestra inversión en materia de seguridad es prioritaria, porque es un derecho de los leridanos y leridanas tener una ciudad segura y sentirse seguro.

El plan de seguridad local lo hemos aprobado en seis meses de gobierno, hemos encomendado a la Generalitat que ya sabe cuál es el modelo que queremos, y es un modelo de proximidad. ¿Quién puso a los guardias de barrio? Yo y el gobierno que presido. ¿Quién ha puesto en marcha las brigadas de la Huerta? Yo. Lo hemos hecho en estos meses. Es verdad que salen hechos delictivos en la Huerta y Ciudad Jardín, pero no se podría decir que no estamos atentos a esta situación. Tenemos anécdotas, el otro día me llama una persona que vive en un barrio y me dio las gracias porque son conscientes de que hacemos esfuerzos por ejemplo en policía secreta. Son formas de avanzar en materia de seguridad, pero no podemos bajar la guardia.

¿Qué opinión tiene sobre la aparición de grupos políticos de extrema derecha en el panorama político? Sin ir más lejos, en Lleida tenemos dos concejales de VOX, a los que ya has tenido que llamar la atención varias veces en los plenos.

Hacen un discurso muy populista. Me parece que debemos basarnos en una ciudad serena porque la sociedad es cada vez más diversa y debemos tener una sociedad más inclusiva. Lo que no podemos hacer es hacer política en base a los miedos para que uno piense o hable diferente. Lo hemos visto estas horas, una carta al diario que se pregunta si yo me he vuelto musulmán. Y eso es claramente un discurso de odio, carta penalizada porque decir eso es jugar con esos miedos.

Los grupos de extrema derecha que utilizan la xenofobia, actitudes o comportamientos machistas me preocupa, pero también me repugna un poco. Me cuesta mucho tener una conversación serena cuando alguien defiende estos parámetros. Además, es un poco como si estuvieras en un teatro, porque luego hablas con estas personas en la calle y las encuentras tan normales. Cuando entran en la política es cuando se encienden las alarmas. Ya digo que yo defiendo absolutamente el respeto y el derecho a opinar públicamente, pero todo tiene unos límites y quien pasa esos límites hay que llamar la atención.

TEST RÁPIDO AL ALCALDE:

¿Cuál es tu rincón preferido de Lleida?

Me gusta mucho la visión de los Campos Elíseos con el chalet modernista al fondo.

¿Qué canción no se puede sacar de la cabeza?

Ahora mismo tengo un drama con ‘Flowers’, de Miley Cyrus. La voy a utilizar en campaña y ahora la escucho por todos lados.

¿Cuál fue su primer trabajo?

Fue director del Centro de Economía.

¿Cuál es su referente político?

Me gusta mucho Pasqual Maragall.

¿Cuál es el plato que le sale mejor a la cocina?

Hago unos fideos negros espectaculares.

¿Cómo se ve de aquí a diez años?

Me veo activo y trabajando para la ciudad.

El grupo municipal del PSC-Units per Avançar, con Fèlix Larrosa al frente
Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × three =

Noticia anterior

VÍDEO | Los Mossos devuelvan una bicicleta robada a Miguel Induráin

Siguiente noticia

Cambrils limpia las playas y el paseo tras el temporal marítimo

Noticias relacionadas