El Ayuntamiento de Barcelona y Cáritas acuerdan la continuidad del centro abierto Torre Baró

El Ayuntamiento de Barcelona y Cáritas Diocesana han acordado la continuidad del centro abierto Torre Baró, que ya ha abierto sus puertas tras la finalización del estado de alarma por el coronavirus y, desde el 3 de junio, ha retomado su actividad “con la voluntad de continuar acogiendo y acompañando a las familias en situación de vulnerabilidad de Torre Baró”.

En un comunicado este lunes, el consistorio ha informado que, a través de este acuerdo, ya se han retomado las entrevistas individuales con las familias y se han llevado a cabo actividades en grupos reducidos de un máximo de cinco niños y, con la fase de reanudación decretada por la Generalitat, ya se podrán hacer actividades grupales de hasta un máximo de 10 niños por grupo.

Durante los meses de julio y agosto, el centro abierto realizará actividades de ‘casal’ de verano para que los niños y adolescentes disfruten de actividades de ocio que no han podido realizar durante el confinamiento.

El concejal del distrito, Xavier Marcé, ha celebrado la continuidad del equipamiento y ha valorado muy positivamente el acuerdo, ya que los problemas derivados de la pandemia “están aquí” y obligan a mantener todos los servicios destinados a mejorar el apoyo social, según él.

Por su parte, el jefe de acción social de Cáritas Diocesana de Barcelona, Eduard Sala, ha remarcado que la entidad ha hecho seguimiento online de la situación de los niños y familias del centro durante el confinamiento y espera que ahora puedan disfrutar del ‘casal’ de verano y del nuevo curso que empezará en septiembre.