Barcelona se ha adaptado para atender a personas con discapacidad en la pandemia

Imatge recurs.

El Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD) del Ayuntamiento de Barcelona ha adaptado sus servicios para seguir atendiendo a personas con discapacidad y garantizar sus derechos sociales durante la crisis sanitaria por el coronavirus, informa el consistorio este sábado en un comunicado.

El extenso conocimiento de la realidad de Barcelona y su proximidad con el territorio y las entidades han permitido al IMPD atender “con celeridad” todas las demandas y permanecer al lado de las personas y familias que han solicitado sus servicios de asesoramiento, acompañamiento y apoyo emocional.

El martes 16 de junio, el concejal de Infancia, Juventud, Personas Mayores y Diversidad Funcional y presidente del IMPD, Joan Ramon Riera, presentará en la Comisión de Derechos Sociales un informe que pretende generar reflexión y debate sobre los derechos de las personas con discapacidad durante el coronavirus y presentar las actuaciones efectuadas.

El consorcio de Servicios Sociales de Barcelona ha realizado el seguimiento de 70 centros y hogares residenciales de personas con discapacidad, y ha recogido información de 1.026 residentes: 186 han sido afectados por el virus, el 92% ha superado la enfermedad y se han registrado 15 defunciones.

El Ayuntamiento también puso en marcha tres dispositivos residenciales especiales con atención médica y social para estas personas, que han permitido atender a 109 –procedentes de 20 entidades diferentes–, que se recuperaron y pudieron volver a sus hogares.

Los dos Centros de Desarrollo Infantil y Atención Precoz (CDIAP), gestionados por el consistorio, han contabilizado 6.431 seguimientos telemáticos a 1.100 familias con menores con discapacidad, 2.287 atenciones terapéuticas a distancia, y 116 videos y materiales elaborados y difundidos.

La Red para la Inclusión Laboral de Barcelona (XIB) ha asesorado y acompañado a las 1.903 personas con discapacidad atendidas durante el 2019: el 1 de abril, el 35% de ellas que tenían contrato habían perdido el trabajo o estaban afectadas por un expediente de regulación temporal del empleo (ERTE).

El Equipo de Asesoramiento Laboral (EAL) ha realizado 2.020 seguimientos a personas con discapacidad, 1.008 relacionados con el ámbito laboral y más de 1.000 peticiones de apoyo emocional, social y de salud, y se prevé continuar con esta orientación durante los próximos meses.

El consistorio ha garantizado el Servicio de Asistencia Personal a las 52 personas con discapacidad beneficiarias durante la crisis del coronavirus, y el IMPD ha priorizado la protección y seguridad, entregando más de 20.000 materiales de equipamientos de protección individual a las personas implicadas.