Salou pone en marcha una campaña para recordar la importancia de seguir cumpliendo con las medidas de protección social contra contagios de COVID-19

El alcalde Pere Granados firma dos bandos en los que pide un comportamiento cívico y responsabilidad individual y colectiva, para continuar manteniendo un nivel bajo de contaminación vírica

El Ayuntamiento de Salou puso en marcha una campaña informativa para recordar la importancia de seguir cumpliendo con las medidas de protección social contra contagios de COVID-19, a través de la publicación de dos bandos, firmados por el alcalde de Salou, Pere Granados.

El alcalde pide a los salouenses un comportamiento cívico y responsabilidad individual y colectiva, para continuar manteniendo un nivel bajo de contaminación vírica y dar cumplimiento a las normas y medidas de protección social dictadas por las autoridades sanitarias, “si queremos garantizar un Salou sano, seguro y saludable “.

Uno de los bandos recuerda las medidas que debe seguir, con rigurosidad, la ciudadanía para un uso responsable de las playas y espacios públicos, como es la necesidad de mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, entre bañistas; el uso de mascarilla durante los trayectos y en caso de ser en instalaciones de uso público, como por ejemplo los lavabos, las duchas o los chiringuitos; y el lavado de manos con productos de higiene, si se tocan materiales, utensilios y elementos ajenos.

Por otra parte, el segundo bando hace referencia a las normas que deben cumplir los establecimientos de restauración, como bares, restaurantes y cafeterías. Entre las medidas mencionadas, destacan la desinfección de manos antes de entrar en el local; mantener la distancia de seguridad; llevar mascarilla, excepto en el momento de la consumición; esperar que el personal del establecimiento la acomode; respetar los carteles indicadores; así como utilizar monodosis u otros formatos, en vez de dispensadores; y abonar las consumiciones, preferiblemente, con medios electrónicos, entre otras cuestiones.

Hay que decir que en caso de que el establecimiento tenga zona de baile, esta no se puede habilitar para su actividad habitual y sólo se puede ocupar para la actividad de consumo, si se sitúan tablas a tal efecto. En ausencia de tablas, no se puede acceder a la zona de baile, y habrá que garantizar que no se hace uso.

Asimismo, ambas publicaciones insisten en que el cliente / bañista no debe acceder a dichos espacios en caso de encontrarse mal o presentar síntomas de Covidien-19.