Los servicios sociales de Barcelona atienden a más de 34.000 personas en dos meses

El Ayuntamiento contempla abrir los 40 centros de servicios sociales de la ciudad en la fase 2

Los centros de servicios sociales de Barcelona han atendido a 34.385 personas los dos primeros meses de Covid-19, un tercio de lo que se atendió en todo 2019 (90.000 usuarios), y un 17% de estas personas no habían ido nunca a estos centros o hacía más de un año que no iban.

La concejal de Salud, Gemma Tarafa, y la gerente del Instituto Municipal de Servicios Sociales, Laia Claverol, han detallado este jueves en rueda de prensa telemática que un 80% de las 34.385 atenciones han sido por alimentación y un 20% por necesidades relacionadas con la vivienda, y que la mayoría se han atendido telefónicamente.

Desde el estado de alarma, cuando se cerraron la mayoría de los centros de servicios sociales, nueve centros se han mantenido abiertos para garantizar la atención presencial, y los profesionales han continuado trabajando telemáticamente, con un plan de contingencia específico.

Tarafa ha constatado una “presión sobre la salud mental y emocional” que puede suponer la crisis sanitaria, sumada a la social y a la económica, por lo que considera que se deben trabajar medidas estructurales en profundidad.

Por eso ha pedido “muscular” los servicios sociales y no menospreciar la crisis social porque, según prevé, en los próximos meses aumentará el número de personas que recurren a los servicios sociales.

Por distritos, los centros donde se ha atendido a más usuarios están en Ciutat Vella (6.090) y Nou Barris (5.740), seguidos de Sants-Montjuïc (4.628), Sant Martí (3.988), Eixample (3.963), Horta-Guinardó (2.907), Sant Andreu (2.579) y Gràcia (2.569); y donde menos, en Les Corts (968) y Sarrià-Sant Gervasi (953).

3,93 MILLONES

En estos dos meses se han otorgado 9.292 ayudas de emergencia por un valor global de 3,93 millones de euros, que han ido principalmente destinadas a alimentación y vivienda, lo que representa un “incremento considerable” respecto a febrero de 2020, cuando se aprobaron 2.156 ayudas por 1,47 millones.

Los centros de servicios sociales están repartiendo 17.000 tarjetas Barcelona Solidaria para poder realizar compras, a las cuales se han añadido 12.000 tarjetas adicionales que se han repartido durante la pandemia.

Además, se ha incrementado en un 192% el número de comidas, pasando de las 3.810 que se daban antes del Covid-19 a las 11.150 comidas: 2.156 se distribuyen en comedores sociales y equipamientos de personas sin hogar, 3.665 picnics se reparten en dispositivos extraordinarios y 5.329 se sirven a domicilio.

REAPARTURA DE CENTROS

El Ayuntamiento de Barcelona reabrirá al público el lunes 20 de los 40 centros de servicios sociales que tiene la ciudad; cinco más abrirán para facilitar el teletrabajo y readaptarse, mientras que los 15 restantes lo harán en la fase 2 de la desescalada.

Los reapertura será más intensa en Ciutat Vella y Nou Barris, que concentran más demanda, y se priorizará a los que acudan por primera vez, casos de infancia en riesgo, situaciones de violencia machista, ancianos o dependientes sin apoyo del entorno y situaciones de extrema necesidad en las que se valorará la posibilidad de ir al domicilio.

Tarafa ha dicho también que, de las 714 plazas que creó el Ayuntamiento para personas vulnerables durante la pandemia, repartidas en siete equipamientos, entre 50 y 60 han quedado desocupadas; y que hasta abril han contabilizado 908 personas sin hogar viviendo en la calle.