La Generalitat sanciona a dos residencias de ancianos de Barcelona

La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha abierto dos expedientes sancionadores a sendas residencias de ancianos de Barcelona: la Mossèn Vidal i Aunós y la Bertran i Oriola, ambas de titularidad pública pero gestionadas por la empresa Eulen Servicios Sociosanitarios.

En un comunicado este jueves, la Generalitat ha informado de que ha decidido expedientar a los asilos “por diversas irregularidades detectadas en la gestión de los centros y en la atención a los usuarios” durante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.

La empresa gestora se enfrenta a sanciones que pueden ir desde una multa hasta la suspensión del servicio en los dos centros, que actualmente están intervenidos por la Generalitat y “así se mantendrán durante las próximas semanas”, según el Govern.