Barcelona impulsa una campaña para fomentar el comercio de proximidad

El Gobierno municipal aborda 46 medidas para "mantener la liquidad y los máximos negocios vivos"

El Ayuntamiento de Barcelona impulsará el próximo jueves 25 de junio la campaña ‘Compra a prop’ para fomentar el comercio de proximidad y la restauración y reactivar el consumo para que los comercios y bares y restaurantes de la ciudad superen la crisis provocada por la Covid-19.

Lo han anunciado el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, y la concejal de Comercio, Mercados, Consumo y Régimen Interior e Hacienda, Montserrat Ballarín, en una rueda de prensa en la que han explicado la campaña, que se enmarca en un plan de choque de 46 medidas para “mantener la liquidad y los máximos negocios vivos”.

La iniciativa, en la que el consistorio ha invertido 200.000 euros, durará tres semanas, y a las medidas se destinará un presupuesto máximo de 21,85 millones, aunque Ballarín ha afirmado que deberán esperar al balance final para determinar qué cantidad se destinará exactamente a comercio y restauración.

46 MEDIDAS PARA LA REACTIVACIÓN

Las medidas se diferencian entre corto, medio y largo plazo, en función del momento en que se implementen, y están englobadas en cinco ámbitos de actuación: subvenciones, ayudas y financiación; formación y asesoramiento; promoción, comunicación y conectividad; herramientas de desarrollo económico; y cambios normativos y administrativos.

Aquellas de corto plazo son las que se han adoptado desde la declaración del estado de alarma hasta el levantamiento del mismo, entre abril y junio, para garantizar la liquidad de las actividades económicas y el abastecimiento de productos básicos, crear mecanismos de información y la difusión de medidas de seguridad.

Una vez levantado el estado de alarma, a partir de julio y hasta diciembre, se llevarán a cabo las medidas de medio plazo que tendrán como objetivo gestionar el impacto económico y crear medidas de resiliencia para los sectores del comercio y la restauración, y estrategias de captación y desarrollo de negocio para la reactivación de actividades comerciales.

Por último, el Gobierno municipal prevé desarrollar medidas a largo plazo a partir del 2021 con el objetivo de crear un nuevo enfoque de marca que “resultará clave para conseguir la reactivación del consumo y el comercio”.

SOLIDARIDAD

Collboni ha destacado que actualmente hay 61.000 comercios en la ciudad, de los cuales 9.300 son dedicados a la restauración y ha advertido: “Tenemos que salvar la temporada de verano, pero sabemos que el 2021 será un año complicado”.

Es por eso que ha pedido a la ciudadanía “hacer el café o la cerveza en el barrio de siempre, comprar en la tienda del barrio” y cambiar algunos hábitos y comprar en los establecimientos locales para que continúen abiertos.