El Gobierno de España dota a Cataluña de más de 1.500 MEUR

Destacan 1.264 millones del primer tramo del Fondo COVID19, 45,5 millones del Fondo Social, 3 millones para becas comedor y 205 para gasto sanitario

El president d'Espanya, Pedro Sánchez. Foto CEDIDA

El Gobierno de España ha mantenido firme su compromiso con la ciudadanía ante los estragos de la pandemia y ha redoblado sus políticas sociales para acompañar a las comunidades autónomas en el desarrollo de sus competencias. En el marco de un paquete de medidas socioeconómicas sin precedentes, el Gobierno ha dotado a Cataluña de más de 1.500 millones de euros a través de varias partidas.

Entre estas partidas destacan los 1.264 millones de euros del primer tramo del Fondo COVID19, otorgados a Cataluña de acuerdo a criterios objetivos y cuantificables relacionados con el impacto de la pandemia, como los ingresos en la UCI, las hospitalizaciones y las pruebas PCR. El primer tramo del Fondo COVID19 creado por el Gobierno de España es de 6.000 millones euros del total de 16.000 que se repartirán, y a Cataluña se ha destinado el 21% del total nacional.

Además de los 1.264 millones de euros del primer tramo del Fondo COVID19, el Gobierno ha asignado a Cataluña 45,5 millones de euros del Fondo Social Extraordinario (15,2% del total nacional) para minimizar el impacto de la pandemia a través del refuerzo de los servicios sociales y ayudas económicas a familias y colectivos vulnerables, entre otras medidas.

Adicionalmente, Cataluña dispone de 3 millones de euros más en becas comedor para cubrir a 6.515 familias y a 20.230 menores catalanes. Asimismo, Cataluña podrá destinar a gasto sanitario 205 millones de euros de Fondos FEDER (6,4% del total nacional), gracias al compromiso del Gobierno de España con las comunidades autónomas defendido ante las instituciones europeas.

El Gobierno de España también ha redoblado la protección de las trabajadoras y trabajadores catalanes, dando cobertura actualmente a más de 1 millón de ellos. Concretamente, un total de 833.290 trabajadores catalanes percibieron algún tipo de prestación social en junio por parte del SEPE (ERTE, desempleo, etc.), por un importe total de 743,4 millones de euros (el 18,1% del total nacional).

En mayo fueron 982.553 trabajadores (1.022,9 millones de euros) y en abril, 797.183 (811,6 millones de euros). Además, a 27 de julio, un total de 263.718 autónomos catalanes han solicitado alguna prestación por cese de actividad (16,8% del total de España), habiendo sido resueltas favorablemente 247.978 solicitudes, el 94,0% de las solicitudes presentadas, por un importe total de 630 millones de euros (el 16,8% del total nacional).

El compromiso del Gobierno de España con el tejido económico catalán también se ha traducido en la aprobación, a 15 de julio, de 136.628 operaciones de avales ICO, que afectan a 94.120 empresas, por un importe avalado de 12.512 millones de euros (18,3% del conjunto nacional) y una financiación total de 16.301 millones.

Una acción política “sin precedentes” para “que nadie quede atrás”

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha puesto en valor las medidas para paliar los daños de la pandemia a través de “una acción política decidida sin precedentes, luchando para que nadie quede atrás y dotando de recursos a las comunidades autónomas para que puedan asegurar la prestación de servicios básicos”. Ha destacado que el Gobierno hará copartícipes a las autonomías de los Fondos de Reconstrucción, un asunto que se abordará en la Conferencia de Presidentes que se celebra el viernes.

“Juntos podemos alcanzar la mayor cohesión económica y social, en base a la cogobernanza que defiende y practica el Gobierno, y que tan buenos resultados ha dado”, ha añadido, recordando que durante el estado de alarma la Conferencia de Presidentes se reunió 14 veces. También ha ensalzado el compromiso del presidente Pedro Sánchez para acompañar a las comunidades autónomas en el desarrollo de sus competencias “para que nadie quede atrás”.

Por ello, el presidente Pedro Sánchez ya ha planteado una reunión monográfica sobre el inicio del curso escolar. “Que la educación esté transferida a las comunidades autónomas no es óbice para que el Gobierno se implique a fondo para acompañar a cada Comunidad, porque nadie ha hecho más por el desarrollo del Estado autonómico que el actual Gobierno de España”.