Dos investigados en Batea por presunto maltrato animal

Los agentes SEPRONA de la Guardia Civil de Tortosa les han tomado declaración a los dos supuestos autores

Imagen de la Guardia Civil en Batea. Foto CEDIDA

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Tortosa, han tomado declaración como investigado a dos vecinos de la localidad de Batea, como autores de un presunto delito de maltrato animal, al haberle practicado continuas
agresiones físicas a un animal de compañía de su propiedad.

Los hechos se remontan a los primeros días de julio cuando se inicia una investigación que comenzó cuando agentes del SEPRONA de Tortosa, a través de la redes sociales, tuvieron conocimiento del maltrato físico que sufría un perro encerrado en el interior de una vivienda de la localidad de Batea.

Tras realizar diversas gestiones fue localizado el domicilio donde al parecer este animal sufría continuas agresiones, personándose los agentes en el mismo, una vez el propietario de la vivienda permitió el acceso de los agentes, se pudo comprobar que no había ningún animal, pero si restos y vestigios de que en dicho lugar había habitado un perro.

Tras preguntarle al propietario, por el destino del animal, este contestó que al tener diversas lesiones fue trasladado a una clínica veterinaria, donde tras practicarle unas primeras curas y poder observar que las lesiones eran de gravedad, hubo que administrarle un medicamento eutanasico para que no sufriera.

Por dicho motivo, a finales de la semana pasada se procedió a la toma de declaración, en calidad de investigados de dos personas, del mismo núcleo familiar, como responsables del animal, por la comisión de un presunto delito de maltrato de animales domésticos con resultado de muerte, ya que le habrían causado a su animal de compañía lesiones irreversibles que le causaron la muerte. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado en Funciones de Guardia de Gandesa.