El Puerto de Barcelona perderá un 21% de beneficios este año

La compañía ha ayudado a las empresas concesionarias con 10,9 millones por la pandemia, lo que ha impactado en su resultado de explotación

La presidenta de Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha adelantado este martes que la cifra de negocio de la infraestructura para este año 2020 será un 21% menor a la del año anterior, mientras que el resultado de explotación bajará un 78%.

Conesa ha indicado que esta diferencia se debe a que el consejo de administración no ha priorizado los resultados sino dar liquidez y bonificaciones a las empresas concesionarias, según ha explicado en la sesión ‘La estrategia verde del Puerto de Barcelona’ en el Círculo de Economía.

“Hay que restar a la cifra de negocio 10,9 millones de euros de bonificaciones directas a las empresas concesionarias, 11 millones de euros que se han dejado de ingresar de los cruceros por la pandemia, además del impacto en la bajada del tráfico”, según la presidenta.

Los contenedores han tenido una gran caída (-18,4%) este año respecto al año anterior, mientras que las exportaciones han aguantado con una bajada del 4% también respecto al 2020; los pasajeros reflejan el dato más negativo con un desplome del 91%.

LOS RETOS POR LA SOSTENIBILIDAD

A pesar del “cierto desánimo que conllevan estos datos, se conoce que en este trimestre las cifras ya están creciendo y para los años 2021 y 2022 habrá una recuperación sin ninguna duda”, ha añadido.

Es muy importante la recuperación de esta institución –según la organización– porque afecta a 41.200 puestos de trabajo (1,1% de los de Catalunya), teniendo en cuenta les empresas relacionadas con su actividad.

Entre sus proyectos para reducir las emisiones de CO2 y mejorar su nivel de sostenibilidad, la empresa impulsará combustibles menos contaminantes como el GNL, la utilización de la energía eólica y la solar, además de un transporte y logística más limpios.

Esto se enmarca en una estrategia verde de la compañía marcada por los ‘Sustainable Goals’, el ‘Grean Deal’ y las políticas de la Generalitat de Catalunya.