Guardia Civil y Mossos d’Esquadra desmantelan una plantación de marihuana en Riudoms

La operación ha terminado con un detenido, acusado de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico

La plantación desmantelada, en una operación conjunta entre Guardia Civil y Mossos d'Esquadra. Foto CEDIDA

La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra en colaboración con Vigilantes Municipales de Riudoms, han desmantelado una plantación compuesta por más de 900 plantas de marihuana en diferentes estados de crecimiento, deteniendo al principal investigado y
responsable de la misma por la comisión de un delito de tráfico de drogas (cultivo y elaboración de marihuana) y otro de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició a principios de año cuando un agricultor de la localidad de Riudoms, puso en conocimiento de la Guardia Civil los problemas técnicos que estaba padeciendo en su finca en relación a la fluctuación de energía eléctrica. Con la ayuda de medios técnicos de la Unidad y con el asesoramiento de personal de la empresa suministradora de energía eléctrica se llegó a la conclusión de que en alguna finca colindante se podría estar cometiendo algún tipo de ilícito penal relacionado con el consumo desmesurado de energía eléctrica, iniciándose una investigación encaminada al esclarecimiento de los hechos.

Durante el mes de marzo de 2020, se detectó una coincidencia en dicha investigación con otra que venía desarrollando el grupo de investigación criminal del cuerpo de los Mossos d’Esquadra que investigaba una organización criminal dedicada al cultivo, elaboración y tráfico de marihuana a nivel internacional.

Al coincidir uno de los objetivos se acordó continuar las investigaciones de manera conjunta con el apoyo de Vigilantes Municipales de Riudoms. Así las primeras investigaciones permitieron descubrir una finca agrícola aislada en el término municipal de Riudoms y en ella la existencia de elementos destinados al cultivo interior de marihuana, tales como depósito de agua, equipos de aire acondicionado y extractores de aire, de los que emanaba un fuerte olor característico a marihuana.

Esta finca se había ocupado ilegalmente a mediados del año 2019 por parte de un varó de 23 años, de nacionalidad Serbia, el cual no tenía residencia legal en nuestro país, pudiendo ser esta persona la responsable de la actividad ilegal que se estaría llevando a cabo en la
misma.

Por dicho motivo se estableció un dispositivo policial conjunto de Guardia Civil, Mossos d’Esquadra y Vigilantes Municipales, al objeto de explotar la información lograda en la investigación, una vez obtenido el correspondiente mandamiento de entrada y registro de la Autoridad Judicial.

En el interior del perímetro de la finca existía una construcción de una sola planta que se encontraba acondicionada para albergar plantaciones clandestinas, su interior se había compartimentado en diferentes estancias para albergar las diferentes zonas de residencia/vigilancia de los cuidadores, zona de cultivo y zona de elaboración, descubriendo en la zona de cultivo una sofisticada instalación con diferentes estancias para acoger las plantaciones en sus diferentes fases de crecimiento con el objetivo de aumentar el rendimiento del cultivo y no quedar nunca desabastecido.

Durante el registro se procedió al desmantelamiento de la plantación “indoor” de marihuana compuesta por 915 plantas, así como diferente material y efectos que formaban parte de un complejo y sofisticado sistema de elaboración y cultivo de marihuana, como equipos de aire acondicionado, extractores, filtros, focos y transformadores.

La operación dirigida por el juzgado en funciones de guardia de Reus, ha sido llevada a cabo de manera conjunta por agentes de la Guardia Civil y de los Mossos d’Esquadra, que han contado con el apoyo de los Vigilantes Municipales de Riudoms.